The Whitefire Crossing, de Courtney Schafer

[Muy amablemente, Courtney Schafer me envió los dos primeros libros de la trilogía The Shattered Sigil para que pudiera reseñarlos. Desde aquí le agradezco su cortesía]The Whitefire Crossing (Shattered Sigil, #1)

“I regret-so many things. What do you do, when a mistake cannot be undone?

Dentro del panorama más bien monótono de las novedades de literatura fantástica, The Whitefire Crossing (debut literario de Courtney Schafer y primera entrega de la trilogía The Shattered Sigil) tiene suficientes elementos como para que valga la pena elegirlo frente a muchos de sus compañeros de estantería. Sin embargo, a pesar de sus virtudes, el libro no acaba de alzar el vuelo por culpa de un exceso de predictibilidad y de la caída en una Zona de Confort que parece actuar como un pozo de gravedad para la imaginación de muchos de los autores del género.

El argumento es sencillo. Dev trabaja como guía de caravanas de mercaderías en la ruta de montaña que va de Ninavel y Alathia y eso le permite sacarse un sobresueldo como contrabandista de amuletos mágicos, prohibidos en Alathia por su estricta ley contra el uso de la magia. Su último encargo consiste en ayudar a Kiran a llegar a Alathia haciéndose pasar por su aprendiz, pero el viaje se complicará cuando Dev descubra que Kiran le ha ocultado su auténtica identidad.

Toda la primera parte de la novela consiste en la huída montaña a través de Dev y Alathia, perseguidos por una figura prácticamente todopoderosa. La relación entre Dev y Kiran está acentuada por el continuo cambio de punto de vista de la novela entre el uno y el otro, con lo que el lector se mantiene un paso por delante de los dos personajes y llega a disfrutar de sus errores o dudas. No estoy convencido de la elegancia de la estrategia elegida por la autora, que oscila entre la narración en primera persona cuando nos pone tras los ojos de Dev y la tercera persona cuando el protagonista es Kiran, pero sin duda da lugar a una dinámica interesante y a un contraste muy marcado entre las voces de ambos. Uno de los aspectos mejor ejecutados de la relación entre ambos es como van descubriendo, progresivamente, las cosas que tienen en común, chocando con sus respectivos prejuicios. Toda la parte del libro dedicada a la travesía por la montaña cobra vida gracias a la capacidad de la escritora para transmitir su pasión por el montañismo y la escalada. Sumado a la sensación de peligro inminente y suspense que provoca la distancia desde la que actúa el perseguidor de los protagonistas, todo el primer tramo de la novela da pie a una historia que funciona a la perfección y rebosa una personalidad propia que le debe más a la interacción entre los personajes y su entorno que a los detalles concretos de la trama.

The Tainted City (Shattered Sigil, #2)En su segunda mitad, sin embargo, la historia da un giro poco inesperado y abandona la “road movie” montañera para convertirse en una aventura de fantasía más convencional ambientada en la ciudad de Alathia y, con ese cambio de tono, pierde buena parte de lo que la hacía especial. Si el enemigo que les perseguía en la montaña era inmenso en su distancia, su nuevo rival en Alathia parece la caricatura de un malvado de dibujo animado; si la montaña y el paso de Whitefire dibujaban un escenario vivaz y atractivo que ponía a prueba las habilidades de los protagonistas, Alathia es una ciudad medieval más insuficientemente dibujada. En general, la incertidumbre de la historia en Alathia es escasa y no llegamos a dudar de la capacidad de los protagonistas de sobreponerse a la situación, aunque algunas sorpresas al final plantean una situación de partida interesante para la segunda novela de la serie, The Tainted City.

The Whitefire Crossing es una buena novela de debut y un buen principio para una serie atractiva con buenos personajes y algunos rasgos intrigantes. La prosa de la autora es perfectamente competente sin llamar la atención ni interponerse entre el lector y la historia. En la construcción de su mundo de fantasía, Courtney Schafer no profundiza en algunas de las muchas ideas interesantes que plantea (personalmente me encanta la idea de que, en Ninavel, los niños pueden practicar un tipo de magia que pierden al llegar la adolescencia) pero ahí quedan como semillas para las próximas entregas de la serie. Yo no me las perderé.

Descarga este artículo como un epub

Tagged , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *