Las Cybersiones de Santiago García Albás

No sé si será la mejor ciencia ficción española que se ha escrito últimamente pero sí es la que más me ha hecho disfrutar. Hablo, si os interesa, de la serie de cuatro novelas breves de Cybersiones, escritas por Santiago García Albás y publicadas en Sportula. Tomadas en su conjunto son irregulares y a alguna de ellas tal vez —sólo tal vez, me quedan algunas dudas— le falte un hervor, pero al mismo tiempo son excitantes, rebosan buenas ideas y presentan a un autor con personalidad e intereses claros que demuestra tener ganas de experimentar y la capacidad para hacerlo bien. Entre las cuatro Cybersiones yo tengo mi ranking personal, claro, pero diría que son suficientemente diferentes (y suficientemente similares) como para que cada lector tenga el suyo propio. Todas ellas son muy recomendables, eso sí.

Las cuatro novelitas de Cybersiones (ya se ha anunciado la pronta publicación en tomo ómnibus) son independientes pero comparten el interés por la percepción como punto de contacto con la realidad. En realidad, personalmente, me parece que lo más adecuado sería hablar de dos bloques: uno formado por las dos primeras Cybersiones (El Rey Lansquenete y Delirios de Grandeza), más centrado en cómo nuestro comportamiento —nuestra forma de interaccionar con el mundo— depende de nuestra percepción y en cómo la modificación de la una puede condicionar al otro; y un segundo bloque con las dos últimas entregas (La Parte del Ángel y El Mundo de SIC), que además podrían compartir universo y convierten el mundo de los sueños en una especie de realidad virtual a la que García Albás le saca mucho partido. ¿Os acordáis de mi broma sobre el dreampunk? Pues eso. En ese segundo bloque, además, queda claro el interés del autor por la historia o, al menos, por la parte militar de la misma: tanto en La Parte del Ángel como en El Mundo de SIC se usa la tecnología onírica para reconstruir simulaciones hiperrealistas interactivas de algunas de las grandes batallas de la historia. En Dreams of Elvex han escrito una interesante reseña de las cuatro Cybersiones.

Cybersiones 1Mi favorita es la primera, El Rey Lansquenete. No sólo me parece la más original, sino que es la que más valoro a nivel técnico por la disciplina de estilo que requiere para hacer funcionar la premisa del relato. No voy a dar muchos detalles, pero es uno de aquellos textos que sólo puede funcionar si se escribe de una manera determinada, y el éxito de García Albás es rotundo. Es uno de los mejores relatos de ciencia ficción española que he leído y también le asignaría un puesto destacado en mi ranking de relatos de cifi en cualquier idioma. Ahí queda eso. Ahí queda eso, cabe añadir, a pesar de mis reservas con la solución final. Os invito a leer la sinopsis en la web de la editorial y las reseñas en Fantástica Ficción, Leemaslibros y Sense of Wonder.

c2La segunda cybersión es Delirios de Grandeza, un título simplemente perfecto para lo que explica el relato . Se trata de una —¿osaré?— distopía mortecina, o moribunda, basada en la posibilidad de comprar una serie de paquetes de filtros de percepción que permiten al usuario vivir en una realidad más o menos lujosa, en función de las posibilidades económicas de cada cual. A nivel de estilo es más convencional que la entrega anterior, y tiene algunos elementos que ponen el peligro la verosimilitud de la narración, pero la idea es suficientemente potente para que el texto funcione y se convierta en un relato memorable, que sospecho me resultará difícil olvidar.  Propone un futuro muy inquietante y, al igual que sucede con El Rey Lansquenete, no desentonaría como capítulo de una serie como Black Mirror. Resulta difícil buscar el serpenteo de una metáfora de nuestra realidad debajo de la superficie del texto. Mi única reserva no es culpa del relato: después de la precisión de El Rey Lansquenete es inevitable que este me parezca menos sólido, pero la forma de ir revelando la realidad que propone el relato es muy interesante. La sinopsis, como antes, en Sportula, y también podéis leer la reseña que apareció en Fantástica Ficción.

c3La Parte del Ángel es, quizás, la entrega más elusiva de las cuatro. Es un texto un tanto extraño, un tanto confuso, repleto de elipsis y escapista en el sentido de que su protagonista se sumerge en el mundo de los sueños para huir de una realidad de la que no llegamos a saber más que unos cuantos detalles. También es el que más me cuesta valorar —no el que menos valoro, no me malinterpreten, sino el que más me cuesta analizar—. Me parece muy ambicioso y tengo dudas de que colme esa ambición, en parte por una posible falta de espacio para desarrollarlo, pero en una primera lectura resulta sorprendente. Imagináos una relectura de algunos de los temas clave de  Ghost in the Shell, o Neuromante, con tecnología onírica y escenarios basados en batallas reales de nuestra historia. ¿No suena mal, verdad? Ponle un toque de thriller y ya tenéis La Parte del Ángel. Ya me diréis qué os parece, que es un capítulo que me apetece discutir para concretar mis ideas. Diría que es muy bueno. Pero a lo mejor me equivoco. O no. No sé. Una agonía. Si tuviera que hacerle un reproche sería el planteamiento confuso y una forma de escribir superficial: es difícil sumergirse en el relato. La sensación que queda es la de haber presenciado la historia desde fuera. La sinopsis, aquí, y la reseña, de nuevo, en Fantástica Ficción.

c4Y, para acabar, El Mundo de SIC, ambientado en un mundo muy parecido al de la entrega anterior pero con un tono gamberro que me ha parecido francamente divertido, aunque perjudique un poco a la prosa. SIC (SICAR), és la inteligencia artificial que arbitra unas simulaciones de batallas históricas en una plataforma onírica a la que se conectan casi todos los tripulantes de una lejana base espacial en la que el tedio alcanza cotas tremendas. En este entorno, el funcionario protagonista realiza un descubrimiento que pone en entredicho todo lo que creía saber del mundo de SIC y, en buena parte por puro aburrimiento, decide investigar. De este relato me gusta el entorno, el sentido del humor y la naturaleza antiheroica de su protagonista. Me parece muy original el concepto de realidad virtual que plantea, en la que la única ventaja que tienen los jugadores frente a la realidad “real” es la indiferencia al dolor, y me rindo a los pies de García Albás ante las parodias de las batallas reales. Este relato tiene una virtud que ninguno de los anteriores tenía: me ha hecho reir. Por otro lado, tengo una amiga que ha acusado algunos aspectos del relato, sobre todo los relacionados con el comportamiento de la inteligencia artificial, de falta de consistencia, pero yo no consigo verlo o, en cualquier caso, me importa tan poco que mi cerebro ni siquiera lo computa. Me gustará saber vuestra opinión al respecto. El libro es este y la última reseña en Fantástica Ficción esta.

Para mi Santiago García Albás ha sido un descubrimiento, aunque es un escritor al que no se le puede considerar novato en esto de la ciencia ficción. Varias de estas novelitas, sin ir más lejos, han sido ganadoras del premio Alberto Magno (Cybersiones #1 y #3) y las que no, han quedado en segundo lugar (Cybersiones #2 y #4). no es moco de pavo. Que Sportula saque el volumen recopilatorio (sólo en papel, por lo que tengo entendido) con las cuatro Cybersiones me parece una noticia buenísima para todos los aficionados a la ciencia ficción del país. Me queda la sensación de que García Albás escribe mejor cuando se impone restricciones (como sucede en El Rey Lansquenete) y que cede con demasiada facilidad a la tentación de un desenlace sorprendente, algo que a veces es innecesario, en mi humilde (y para nada compartida por otros que saben más que yo) opinión. En cualquier caso no pienso dejar escapar ninguno de sus futuros trabajos. Un autor a tener muy en cuenta.

 

Descarga este artículo como un epub

Tagged , , , , , , , , ,

2 thoughts on “Las Cybersiones de Santiago García Albás

  1. Koreander dice:

    Ale, ya has conseguido que empiece el tercero con miedo. Las historias confusas y yo no nos llevamos bien.
    La verdad es que los dos primeros me parecen sobresalientes. En el segundo me falla un poco la historia del protagonista, y también eso que dices de que intenta hacer finales que buscan sorprender (incluso aunque la historia no lo pida), pero la ambientación cubre con creces cualquier posible pega.
    Comparto tu opinión. Para mí también está entre la ciencia ficción española que más me ha hecho disfrutar últimamente.
    Como siempre, gran reseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *