El Libro de Ivo, de Juan Cuadra Pérez: Fantasía urbana de alto nivel o ha nacido una estrella

el libro de ivoEs posible que El Libro de Ivo sea el libro que más me ha hecho disfrutar de los que ha sacado Fantascy hasta la fecha en su línea de autores españoles. Eso no es decir poco. Aunque se ha promocionado como terror, y a pesar de que admito que esto de las etiquetas tiene una importancia relativamente nula y un grado de solapamiento entre ellas relativamente grande, lo cierto es que yo veo más claros los referentes de la fantasía urbana que los del terror a los que se está asociando en los medios, si bien es cierto que estoy mucho más familiarizado con los primeros. Nos encontramos, de nuevo —y digo de nuevo porque parece un tema recurrente de los últimos tiempos—, con una historia que basa su imaginario en el mundo de los sueños o, más concretamente, de las pesadillas, pero lo hace con una pericia y un resultado cercanos a la excelencia del Sandman del mejor Gaiman. Lo inteligente del planteamiento de Cuadra, para mí, radica en trasponer la estrategia habitual: en El Libro de Ivo pesa más la influencia del plano onírico (el Reino) en el mundo real, que al revés. Es decir, aunque lo contrario también sucede, en esencia serán los sueños los que visiten nuestro mundo.

Aunque esta es la primera novela de Juan Cuadra Pérez y eso puede justificar algunos de los reproches (es una forma de hablar) que le haré, lo cierto es que en muchos aspectos El Libro de Ivo surge como la obra de un escritor maduro con más recursos a su disposición que muchos escritores con una carrera dilatada. Mientras lo leía no podía evitar pensar que se trataba de un autor intuitivo, capaz de erigir una estructura narrativa muy compleja que no sólo evita el derrumbe, sino que se convierte en un texto orgánico que si de algo da sensación es de agilidad y de solidez. Diferentes líneas temporales, múltiples puntos de vista con un cambio constante y veloz del foco narrativo entre personajes principales y secundarios, una dosificación de la información que —aunque me parece que en ocasiones concretas la historia paga un precio por ello— se niega a ser obvia sin caer en la oscuridad… El Libro de Ivo asume que sus lectores son inteligentes y pensarán en lo que están leyendo. Y no me refiero, creedme, a que sea un libro intelectual, aunque las ideas sean uno de sus puntos fuertes. En realidad es un libro de aventuras y con voluntad de ser, hasta donde la etiqueta signifique algo, comercial; supongo que lo que quiero decir es que la narración es sofisticada, aunque esa sofisticación se oculte entre líneas. Un ejemplo que entra de lleno en el terreno del spoiler (que podéis esquivar sin temor saltando directamente al párrafo siguiente): En un momento dado, en el Reino (el plano donde viven los arquetipos de las pesadillas, las musas y los servidores de ambos) sucede algo terrible que obliga a que todos los Señores (arquetipos y musas) dejen lo que están haciendo y se reúnan, de forma urgente, en un lugar concreto. La forma de explicarlo de Cuadra, sin ser explícito al respecto, es mostrarnos una secuencia de escenas en la que diferentes soñadores se encuentran en plena pesadilla y esta, de pronto, termina de forma positiva y despiertan. En la siguiente escena todos los Señores se encuentran reunidos. De acuerdo, lo he dicho muchas veces: soy impresionable, pero… ¡joder! A lo mejor no soy muy listo pero para mi fue una revelación a posteriori darme cuenta de cual era el sentido de que esas pesadillas acabaran bien. Pues como este, un montón de ejemplos.

Y sí, es cierto, es una novela reiterativa que, especialmente en su primer tramo, aprovecha la mínima ocasión para insistir en que “si hubiera sido posible, Ivo hubiera sonreído. Pero para él era imposible” o “otro hubiera sentido compasión, pero Ivo no podía”… etc, etc… como si el autor se sintiera inseguro —sin motivo, os lo aseguro— de su capacidad de reflejar la otredad de su protagonista. Un detalle, por cierto, que contrasta con el insuficiente esfuerzo de caracterización de algunos de los arquetipos en términos de marcar de forma clara las diferencias entre sus personalidades, por más que en términos generales el autor consigue dar viveza a todos los personajes gracias a su habilidad con los diálogos. Y también es verdad, aunque eso no es realmente un problema, que algunos de los arcos argumentales parecen más la semilla de acontecimientos para futuras entregas (que las habrá) que partes importantes de la presente historia… pero todo ello palidece, al menos en mi lectura, frente a los logros de Cuadra, que van desde la estructura de la historia hasta el tratamiento de la acción, por no mencionar su creación de un panteón (o más) onírico que bebe mucho de Sandman sin limitarse a clonarlo. ¿La prosa? La prosa es más que correcta sin alcanzar la excelencia, y el autor sabe usarla a la perfección para manipular la atención del lector. No es lo que más destaca, pero tampoco le resta nada.

Independientemente de que la novela pueda gustar más (como a mi) o menos (alguien habrá a quien no le convenza), lo me parece claro es que Juan Cuadra es un autor con ese tipo de talento que, según las malas lenguas, se lleva de serie o no se lleva. Serán las musas que salen en su libro aunque… eso da un poco de miedo.

Y por cierto, Sombra me recuerda mucho a Harry Dresden, lo cual es un plus.

Descarga este artículo como un epub

Tagged , , , , ,

2 thoughts on “El Libro de Ivo, de Juan Cuadra Pérez: Fantasía urbana de alto nivel o ha nacido una estrella

  1. Koreander dice:

    Buena reseña, aunque como ya hemos comentado en alguna ocasión a mí esta historia no me ha terminado de enganchar tanto como a ti. También te digo que tengo ganas de leer la segunda, sobre todo desde que sé que la protagoniza el personaje de Sombra.

    • qdony dice:

      Hola K,

      si todos coincidiéramos siempre esto de reseñar sería muy aburrido 🙂 Con un solo blog habría suficiente.

      Sí, el libro de Sombra puede estar muy bien. Yo también le tengo ganas. Mmmmm… ¿Para cuando debe de estar previsto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *