Tag Archives: saladin ahmed

Throne of the Crescent Moon, de Saladin Ahmed

Throne of the Crescent Moon (The Crescent Moon Kingdoms, #1)

La primera novela de Saladin Ahmed es una aventura de fantasía clásica (y donde digo clásica quiero decir genérica y ligeramente convencional) que se beneficia de un toque de exotismo arábigo que le sienta realmente bien. ¿Es un soplo de aire fresco en el ámbito de la fantasía? Pues no, o no del todo.

La novela está protagonizada, sobretodo, por un anciano mago cazador de monstruos (Adoulla) y su ayudante (Raseed), un guerrero procedente de una estirpe de fanáticos ultrarreligiosos. Durante el transcurso de una de sus misiones dan con Zamia, la última superviviente de una tribu nómada masacrada por la criatura de un brujo oscuro que tiene el poder de crear monstruos inusualmente numerosos y poderosos. La muchacha, por cierto, tiene el don divino de transformarse en un felino mítico, y ha sido la protectora de su tribu hasta la matanza de la misma. Juntos, deberán hallar la manera de evitar que el brujo malvado se haga con el Trono de la Luna Creciente y hunda el mundo en una edad oscura. ¿No os parece una permutación más de una historia que ya conocíais? A mi sí.

Ojo, no estoy diciendo que sea una mala novela. No lo es en absoluto. Tiene mucho que alabar, la lectura absorbe y las especias con las que está aderezada la convierten en una experiencia interesante, pero su componente de innovación no va mucho más allá de lo cosmético. A estas alturas no habrá muchos aficionados que discutan que el imaginario derivado de la edad medieval en Europa ha encorsetado durante largo tiempo la estética de la fantasía más o menos épica, por más que en estos últimos años han aparecido libros que se alejan de esta tendencia (y sin haberlos leído me vienen a la cabeza los diversos libros de Guy Gavriel Kay, la Trilogía de la Sucesión de N.K. Jemisin, la fantasía épica de trasfondo eslavo de Bradley P Beaulieu o, muy recientemente, el Range of Ghosts de Elizabet Bear). Aunque el libro de Ahmed representa un paso más en una dirección nueva e interesante, su ampliación de fronteras no va suficientemente lejos. Los clichés a los que recurre son los mismos de siempre y la estructura básica de la historia resulta sobradamente familiar. Lo que sí aporta es una sensibilidad algo diferente en el planteamiento del argumento, con un ritmo algo menos acelerado de lo que es habitual en este tipo de aventuras y un enfoque que prima las interaciones entre los personajes, sus diferencias de origen y sus diferentes sistemas de creencias. También es curioso, en el buen sentido, el contraste de edad entre los dos grupos de protagonistas principales: Adoulla y sus viejos compañeros de aventuras (los héroes de antaño: sabios, cansados, nostálgicos, cínicos) y Raseed y Zamia (los jóvenes guerreros: desprovistos de sentido del humor, obsesivos, ansiosos por combatir, irreflexivos). El recurso a la figura del viejo guerrero es uno de los aspectos del libro que más me ha gustado y la interacción entre los dos grupos da pie a una dinámica interesante. El deseo de Adoulla y sus compañeros de combatir una última batalla para luego retirarse definitivamente le da a la historia un toque nostálgico y ayuda a aumentar la significación personal de la aventura. Saladin Ahmed tiene un buen dominio de su estilo y consigue ser simultáneamente claro y alambicado y muy sensorial. Su escritura evoca una atmosfera exótica que recuerda a otras leyendas procedentes del mundo árabe que todos hemos conocido desde pequeños. Aunque es un buen escritor de escenas de acción estas no son demasiado numerosas y el tono del libro es más bien nostálgico y reflexivo, con mucho lamer de heridas. La edición en audiolibro que yo he usado tiene el valor añadido del prodigioso Phil Gigante, un narrador elegante capaz de infundir todo tipo de acentos exóticos a la narración.

Throne of the Crescent Moon es uno de los debuts interesantes del año y no me cabe duda de que es una lectura recomendable (y muy disfrutable) para cualquier aficionado a la literatura fantástica interesado en las novedades y su combinación de nuevos aromas con un enfoque de la historia tirando a convencional funciona bien. Hay algunos aspectos que no me acaban de convencer, entre los que destacaría su intenso aroma a primera novela de trilogía (sí, será una trilogía. ¿No lo veíais venir?). A ello atribuyo la familiaridad del argumento. No discuto la solidez del relato, aunque el ritmo reposado está a un paso de volverse comatoso en el tramo intermedio y luego se precipita a una conclusión que no es completamente satisfactoria, pero durante demasiadas páginas he pensado que el autor estaba más interesado en tantear el terreno de cara al segundo libro que en escribir esta primera entrega. Ahora que ha colocado a todos sus peones y ha dado vida a unos personajes interesantes y perfectamente caracterizados, mis expectativas para un eventual segundo libro serán mucho más elevadas. Me he quedado con ganas de más, tanto porque me ha sabido a poco como por lo que el libro promete en términos de futuras aventuras, pero tengo confianza en la capacidad de Saladin Ahmed de dar más cancha a su imaginación y escribir algo realmente nuevo y emocionante. A día de hoy le pongo 3 estrellas de las 5 posibles de Goodreads.

 

Edición reseñada:
Throne of the Crescent Moon
Saladin Ahmed (narrado por Phil Gigante)
10 hrs y 16 mins (unabridged)
Brilliance Audio

Tagged , , , ,